Contigo en el Recuerdo

Enfrentarse a un vínculo quebrado no es fácil, pero existen herramientas que nos ayudan a reestablecer nuestras relaciones interpersonales.

El valor de reestablecer nuestras relaciones

A lo largo de la vida, el ser humano debe vincularse con otras personas, ya sean la familia, los amigos o cercanos. Estas relaciones nos permiten enfrentar el día a día y conocernos a nosotros mismos para poder afrontar el mundo exterior.

De todos estos lazos que creamos, hay algunos que son más importantes para nosotros que otros. Eso sí, en todos en algún momento se pueden producir quiebres y es ahí donde nos debemos preguntar si es posible reestablecer ese vínculo.

Enfrentar la realidad de los vínculos

Lo primero justamente es saber por qué se producen.

Para María José Bononato, psicóloga colaboradora de Contigo en el Recuerdo, a veces ocurre que “solemos pensar en el otro como alguien estable, y suponemos también que comparte algunos o todos nuestros valores e intereses”.

Artículo relacionado: ¿Por qué debemos cultivar nuestros vínculos afectivos?

Sin embargo, todos crecemos y nuestras formas de pensar pueden coincidir o divergir a lo largo del tiempo y las circunstancias. Por ejemplo, puede ocurrir que ir a un lugar deje de ser atractivo para una persona, o que tenga una opinión diferente sobre un tema.

“A veces nos mantenemos cercanos al otro, pero no hay paz. En otras ocasiones crece una distancia que nos hace imposible vernos. Y también puede pasar que la comunicación no existe o es mínima”, complementa María José.

¿Y cómo nos enfrentamos a este quiebre? La clave inicial es hacer un ejercicio de introspección, reflexionando sobre “qué hacer con esta relación y si me enriquece en mi crecimiento personal y bienestar”.

Un ejercicio que también sirve para el aprendizaje futuro.

Así mismo, se hace necesario expresar lo que sentimos a la otra persona, dando el espacio para que nuestra contraparte también exprese su opinión: “ahí la honestidad es importante, tanto como el respeto y la paciencia”.

Reestablecer nuestras relaciones

El ejercicio anterior de expresar y escuchar no solo es clave para entender las razones del quiebre, sino que también es importante para recuperar los vínculos rotos.

Es así como, si hemos llegado a la decisión de mantener la relación es relevante explicitar lo que sentimos y necesitamos.

“También podemos revisar qué es aquello que nos hace sentir seguros o invalidados en esta relación, qué se puede hacer para reconectarnos y cuáles son las expectativas en torno a la persona y al lazo quebrado”, responde María José Bononato.

Ver video:  La importancia de los vínculos afectivos

Reestablecer relaciones con otros es un ejercicio tan humano como sanador, ya que nos da un espacio para analizarnos en un momento puntual, así como conectarnos con la otra persona y proyectarnos para una mejor salud mental y física.

María José Bononato explica que es importante en ese sentido acordar un espacio físico seguro en el que ambas personas puedan expresarse, y ser empáticos mutuamente.

“Pese a no compartir el mismo punto de vista o sentimientos, es necesario poder conectar con el malestar del otro y entender por qué le afecta”, declara. De todas maneras, cierra la profesional, así como mantener una relación es un camino válido también lo es cortarla. “Si has llegado a la conclusión de que una o la otra es lo mejor para ti y/o para esa otra persona, debes llevar a cabo esa decisión”, concluye.

¡COMPÁRTENOS!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email