Contigo en el Recuerdo

Compartir con otros, además de tener su cariño y comprensión, es beneficioso cuando se ha perdido a una pareja.

Cómo acompañar a quien ha perdido a su pareja

La pérdida de un ser querido puede ser un momento complejo de vivir. Tal es el caso del fallecimiento de una pareja, alguien que ha estado junto a nosotros durante mucho tiempo y con quien hemos compartido miles de experiencias.

Vivir este proceso puede resultar complejo. Sin embargo, sentimos alivio cuando podemos apoyarnos en otros, y recibir su amor y comprensión para poder expresar nuestras emociones.

El valor de recibir apoyo y amor

“Las personas necesitan de los demás para poder alivianar su sufrimiento”, asegura María Ignacia Sandoval, psicóloga de Contigo en el Recuerdo.

Para la experta, las personas que nos rodean cumplen una función vital, ya que son receptores de inquietudes, emociones y recuerdos. Además, todos necesitamos que alguien nos escuche para darle sentido al relato de la pérdida.

Video relacionado: La importancia de los vínculos afectivos

Ahí la clave también está en el amor que recibimos, ese bálsamo de cariño que tiene solo efectos positivos cuando perdemos a nuestra pareja.

“El mayor beneficio es el alivio que sentimos luego de compartir con otros. Es como tomar agua fresca después de una maratón. Necesitamos sentir amor, consuelo y reconocimiento”, detalla María Ignacia Sandoval.

Acompañando a quien perdió a su pareja

También nos puede tocar del otro lado: ser la persona que debe acompañar a quien perdió a su pareja. En esa tarea, hay algunas recomendaciones.

La primera, claro está, es dedicar tiempo. El amor es también momentos, instancias donde el reloj se detiene y podemos ser esa persona que escucha, que entrega amor y que es capaz de entender.

Puedes leer: La importancia de dejarnos acompañar

“Las personas en duelo tienden a recibir menos apoyo en la medida que va pasando el tiempo. Lo anterior, porque socialmente se espera que estén mejor después de un periodo considerado razonable”, advierte María Ignacia Sandoval.

La voluntad ahí es clave. Debemos ser capaces de pasar tiempo junto a quien sufre, poder darle un abrazo y apoyarle en sus necesidades, ya que ha perdido a su compañera o compañero de vida.

¿Algunas claves? Permitirle hablar, enojarse, llorar y expresar otras emociones será importante. También puede ser saludable dejarlo que rememore experiencias con quien fue su pareja.

Nota destacada: La experiencia de recordar con amor

De la misma forma, puede ocurrir que la persona necesite un tiempo a solas con el dolor. Ese sentimiento es natural durante la pérdida, y hay que recibirlo, además, porque genera un momento de introspección clave, una instancia de amor propio.

Sin embargo, hay que tener cuidado y tratar de equilibrar los momentos de soledad con los de compañía.

“La realidad, es que existimos para vivir y apoyarnos en otros. No podemos hacerlo todo solos. Quienes viven su duelo en casi completa soledad, son quienes pueden acabar haciendo un duelo más complejo”, concluye la experta de Contigo en el Recuerdo.

¡COMPÁRTENOS!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email