Contigo en el Recuerdo

Viudez

Viudez, ¿volver a enamorarme o eterna soledad?

“67 años y ella se ha ido, me he quedado solo, mi media naranja, mi complemento, mi amor, mi compañera durante 45 años ya no está, ni va a estar, se ha ido la mitad de mi vida, ya no hay ilusión, ni esperanza ni ganas de volver a empezar. Además, como ella, ninguna, la mujer de mi vida, insustituible, ¿cómo va a ocupar su lugar otra mujer? La traicionaría, no puedo hacerlo, nunca la he traicionado, ni pienso hacerlo.” Estos son pensamientos y sentimientos reales de algunas personas que pierden la mitad de su “yo” al fallecer su pareja, creyendo que deben seguir siendo fieles sin ver más allá.

Cuando ha fallecido la pareja, al principio es necesario un momento de tranquilidad para sumergirse en la pena y el dolor, incluso para llorar y dialogar con quien ya partió. Pero a veces esa soledad se convierte en eterna, pasan los años y cuesta revertir la situación. Por otra parte, la familia, por mucho que quiera acompañar a quien está viviendo un duelo, tiene su propia vida, sus trabajos, responsabilidades familiares, entre otros, por lo que no pueden estar todo el tiempo pendiente de la persona que enfrenta la viudez.

El sentimiento hacia quien falleció puede ser eterno, pero hay que hacerse la idea de que esa persona ya no estará más junto a nosotros y que hay oportunidades para volver a ser feliz, de tener nuevas amistades e incluso una pareja.

En ocasiones, observamos esta situación plasmada en libros, escritos, novelas, películas y series; pero la realidad es que nada nos prepara para enfrentar esta dolorosa situación. Sin embargo, si te sientes listo, podrás rehacer tu vida y encontrar un nuevo amor.

¿Es posible rehacer tu vida, aunque aún ames a tu pareja que falleció? Sí, es posible. Te compartimos algunos consejos:

  • No vivir con el dolor

Si al ver sus fotos lo recuerdas con alegría en vez de llanto o sensaciones de dolor, significa que el duelo está pasando y que tendrás la confianza para enfrentar una nueva relación. Volverás a ver esperanza, sentirás gratificación y te adaptarás a tus nuevas circunstancias.

  • Establece prioridades

¿Buscas un compañero de amistad o un amor? Plantéate sanamente esta pregunta, ya que una vez entiendas qué buscas, lograrás liberarte de cualquier duda; sentirás libertad y eso te permitirá iniciar una nueva relación.

  • Sé honesto

¿Sientes que le estás siendo infiel a tu pareja que falleció? Es una sensación que vivirás al iniciar una nueva relación, pero si la alegría de vivir es más poderosa que cualquier otro pensamiento, esa impresión se irá debilitando con el paso del tiempo.

  • No compares

Lo más importante es vivir en el presente, por lo que si decides volver a crear una relación después de enviudar, te sugerimos no hagas comparaciones entre lo anterior y lo nuevo, entre defectos y virtudes. Si sientes que debería ser más como tu esposo que falleció, no deberías entrar en ese vínculo.

  • Disfruta los recuerdos

Puedes hablar de tu cónyuge fallecido, pero siempre ten respeto y evalúa el tipo de memorias que compartirás con tu nueva pareja. Debes tener presente que ahora es él quien está contigo. Debes conversar de tus sentimientos actuales y de cómo puede ayudarte.

  • Habla con sinceridad

Si decidiste que no te volverías a casar, esto no quiere decir que no puedas tener un compañero a tu lado. Pero es importante dejar las cosas en claro cuando has decidido tener un nuevo amor. Hazle saber cuáles son tus necesidades e intenciones para evitar malentendidos en un futuro.

  • Considera si tienen hijos

Es muy importante este punto, pues depende mucho de lo que realmente quieres en tu vida. Los hijos de tu nuevo amor y los tuyos pueden llegar a formar una hermosa familia, llena de amor y cariño. Es fundamental analizar la situación y hablarlo con tu nueva pareja para poder actuar de manera correcta, sin que los hijos sufran un cambio tan drástico. Pide ayuda a algún especialista que te aconsejará sobre cómo llevar con éxito la unión familiar.

Cuando fallece la pareja perdemos irremediablemente una parte de nosotros. La paz parece algo lejano y elegir un nuevo compañero estará a tu alcance siempre y cuando así lo desees. La luz de nuevos proyectos, mantener una vida social en movimiento y, sobre todo, permitirte tener una nueva relación, te ayudará a ser feliz. Piensa que él o ella siempre estará contigo y que da su aprobación a tus sentimientos; así, no tendrás problemas para seguir viviendo y disfrutando de tu familia.

¡COMPÁRTENOS!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email