Contigo en el Recuerdo

La duración de este proceso es relativa. Por eso, es importante recordar que cada persona lo vive de forma distinta.

Reflexionemos sobre la temporalidad del duelo

Más de alguna vez hemos escuchado, o nos habrán dicho, que alguien lleva mucho tiempo viviendo un duelo por la muerte de un ser querido.

Esta frase, que puede formar parte de aquellas cosas que es mejor no mencionar durante este proceso, nos invita a reflexionar en torno a la temporalidad del duelo.

Y es que más de alguna vez nos habremos preguntado: ¿Cuánto dura el duelo?, ¿existe un límite de tiempo? o ¿qué hay que hacer para superarlo?

Ver video: ¿Cuánto tiempo dura el duelo?

¿Cuál es la temporalidad del duelo?

En primer término, debemos considerar que el duelo es personal y único. Por lo que cada ser humano lo vive de forma individual, y de acuerdo a sus circunstancias.

“Incluso, una persona no vivirá el duelo de un ser querido de la misma forma en distintos momentos de su vida”, comenta Francisca Ulloa, psicóloga colaboradora de Contigo en el Recuerdo.

Así, considerando que este camino no tiene una sola vía, tampoco existe un tiempo determinado. Es decir, durará lo que tenga que durar, y se sentirá como se deba sentir.

Si hay un concepto que puede acompañar a la temporalidad del duelo es la relatividad, ya que la duración de este proceso depende de varios factores. Las circunstancias de la muerte o la personalidad de cada uno de nosotros son algunos de ellos.

Puedes leer: Cómo conmemorar el aniversario de fallecimiento de un ser querido

Sin embargo, para los expertos existe un consenso: el primer año es difícil. “Durante ese periodo nos tropezaremos con muchas ‘primeras veces’ posteriores a la pérdida, como navidades, cumpleaños o vacaciones”, dice Francisca Ulloa.

El duelo no es lineal

También es clave considerar que el duelo no es un proceso lineal. De hecho, es más bien circular.

¿Qué quiere decir esto? Principalmente que es un recorrido marcado por idas y vueltas, con días mejores y peores, donde cada persona intenta sobrellevar la pérdida de la mejor manera posible, y eso es normal.

Esto lo podemos ver en el estado emocional de quienes han perdido a un ser querido, ya que el proceso “puede sentirse como si estuviéramos en una montaña rusa emocional que no tiene lógica ni temporalidad”, explica la colaboradora de Contigo en el Recuerdo.

Video relacionado: La añoranza de mi ser querido

Pero ¿qué hacer entonces en torno al duelo y su temporalidad? Para Francisca Ulloa, es importante evitar presionarnos.

“Intentemos no presionarnos a sentirnos mejor o evitar el dolor por la ausencia. Permitámonos sentir y transitar este proceso a nuestro tiempo”, concluye la profesional.

La invitación entonces es a vivir nuestro duelo sin apresurarnos, entendiendo cada sentimiento que expresamos en torno al ser querido y a lo que representa en nosotros. Lo anterior, con el fin de integrar a quien ya no está a nuestra vida a través de un vínculo más espiritual.

¡COMPÁRTENOS!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email