La tarea de adaptar nuestras vidas al desconfinamiento

La pandemia del covid-19 nos ha cambiado la vida. Desde marzo hasta esta fecha, han pasado varios meses desde que cada persona debió modificar sus rutinas, adaptando su mundo personal y laboral a las condiciones permitidas.

Sin embargo, si la pandemia ha sido un desafío en sí, el desconfinamiento nos enfrenta a la tarea de volver a rearmar nuestra vida. Con el tiempo, poco a poco diversas zonas de nuestro país han pasado a las etapas 2, 3 y 4 del plan gubernamental “Paso a Paso” donde, siempre y cuando se cumplan ciertas condiciones sanitarias, existen mayores posibilidades de desplazamiento y reunión. ¿Cómo afrontar este nuevo orden social?

Lo primero que hay que consignar es que este nuevo ordenamiento nos afecta emocionalmente de forma inevitable. Según Paula Standen, psicóloga colaboradora de Contigo en el Recuerdo, “podemos sentir una mezcla de emociones difíciles de entender en un principio, ya que si bien deseamos salir, también podemos sentir miedo por los posibles riesgos”.

Coincide con la doctora Javiera Mayor, psiquiatra de la Clínica Las Condes, quien en una publicación del centro de salud complementa que “las personas evalúan en estos momentos las ventajas y desventajas de ambos escenarios. Finalmente, en los dos perdemos y ganamos en algún aspecto”.

Ahora bien, esta situación nos genera distintas sensaciones. Por un lado, tenemos la incertidumbre e inquietud por los posibles riesgos que esta nueva “normalidad” puede conllevar. Sin embargo, los sentimientos positivos también aparecen, como la esperanza de recuperar la vida que teníamos antes del covid-19 y la alegría de poder ver a nuestros seres queridos y disfrutar del aire libre.

Enfrentarnos a los nuevos escenarios

Ante una situación de desconfinamiento, en cada uno de nosotros se puede producir esta sensación de ambivalencia entre querer salir y evitar exponerse al exterior, un sentimiento que se origina por las implicancias de cada escenario y que son alimentados por diversos estímulos.

Una de las principales tareas de afrontar las nuevas circunstancias que se nos aparecen, es cómo superar el temor a salir y a recuperar una vida “normal”. Para la psicóloga Paula Standen, la clave es tomarse con calma la exposición en el exterior. “(Es importante partir) primero con desafíos pequeños, para luego atrevernos a, por ejemplo, ir a lugares con más personas, siempre tomando todas las precauciones”. Si esto no funciona, complementa la profesional, la psicoterapia es siempre un buen espacio de ayuda para estos momentos.

Ahora bien, otro escenario que también se ha estado dando en el mundo es el rebrote. Diversos países han tenido que volver a estados de cuarentena y así también ha pasado en algunos lugares de nuestro país. En ese sentido, la profesional colaboradora de Contigo en el Recuerdo apunta que hoy podemos afrontar mejor este escenario, dada la experiencia y conocimientos adquiridos en los últimos diez meses.

“Ya sabemos qué técnicas hemos aplicado para combatir la ansiedad y el encierro, cuáles de ellas no nos sirven y cómo distribuir los tiempos para ser productivos dentro de casa. Gracias a haber sobrellevado un encierro de tantos meses, podremos ser capaces de enfrentarnos a un nuevo confinamiento, pero esta vez, con más herramientas y revitalizados”, cierra Paula Standen, quien reitera que tampoco se deben dejar de lado las medidas sanitarias ya adquiridas, como el lavado de manos, el distanciamiento social y el uso de mascarilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *