La función de las lágrimas en el proceso de duelo

Hemos aprendido desde pequeños a instalar muros de silencio en torno a nuestro dolor, lo que ha generado que muchas personas que atraviesan un duelo prefieran evitar demostrar y expresar sus emociones a través del llanto, optando por ocultarlo y evitarlo. Por eso es sumamente importante explicar la importante función que cumplen las lágrimas en este proceso.

Es importante aclarar, que a diferencia de lo que generalmente se cree, llorar no tiene efectos secundarios adversos en la persona que lo experimenta. Por el contrario, es un proceso fisiológico y neurológico de liberación del exceso de hormonas responsables del estrés, que permite quitar tensión y tiene una serie de efectos positivos en diversas áreas de la persona, favoreciendo el procesamiento de experiencias de pérdida.

En primer lugar, llorar cumple una función fisiológica ya que activa una serie de procesos beneficiosos para nuestro organismo. Esto, ya que libera el exceso de tensión, disminuye la presión sanguínea, produce distención muscular y además, tiene un efecto sedante y antidepresivo para quien lo experimenta. Por el contrario, no llorar aumenta la rigidez muscular percibida y el nivel de estrés de la persona, y puede llegar a generar problemas vasculares por el aumento de presión sanguínea.

En segundo lugar, las lágrimas también cumplen una función social ya que incentiva la compasión y ayuda humana. En este sentido, llorar configura una forma de pedir apoyo tanto físico como emocional a nuestro entorno, y le permite al otro responder a nuestro dolor desde la empatía. Esto, ya que cuando somos capaces de mostrar nuestro dolor por medio del llanto, las personas a nuestro alrededor toman consciencia del proceso que estamos viviendo y se disponen a ofrecernos su contención y compañía.

Finalmente, llorar también cumple una importante función a nivel emocional y afectivo, ya que nos permite elaborar y darle significado a la pérdida. Es importante comprender que las lágrimas aparecen por una razón, ya que se despiertan a través de recuerdos y pensamientos específicos que pueden ser conscientes o inconscientes. Es por esto, que es importante prestarles atención y hacer un intento de ponerle palabras a aquellas lágrimas explorando cuál será su significado más profundo. Este proceso nos permite liberar el significado que aquellos recuerdos dolorosos tienen para cada uno de nosotros, y con ello comenzar un proceso de elaboración de la pérdida.

Por: Ignacia González I, psicóloga.

Fuente: Payás, A. (2014). El mensaje de las lágrimas: una guía para superar la muerte de un ser querido. España, Barcelona: Ed. Paidós.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *