Cómo ayudar a los niños a celebrar Navidad si están sobrellevando un duelo

La Navidad es una fiesta especialmente importante para los niños, siendo a menudo muy esperada por ellos, con gran anhelo y fantasía. Cuando se ha perdido a un ser querido, esta fiesta puede provocar sentimientos de tristeza en los adultos y también en los más pequeños de la casa, debido a que se siente de manera más profunda la ausencia.

A medida que se van acercando las festividades, es normal que los niños se sientan asustados y angustiados, por ello es muy importante que el padre, la madre o un adulto significativo esté muy atento a su conducta, conversar con ellos sobre lo que están sintiendo. Los pequeños pueden mostrar distintas actitudes ante las fiestas de fin de año:

– Pueden preguntar insistentemente por las celebraciones.

– Mostrar desinterés por las fiestas.

– No querer ver a ciertos familiares.

– Pueden aparecer distintos miedos ante la celebración.

– Esforzarse en hacer como que nada haya cambiado.

Para ayudar a los niños es importante saber que el proceso que están viviendo es normal, y validar las distintas emociones que pueden surgir. Para apoyarlos con sus sentimientos, como es el caso de la ansiedad y el miedo, es recomendable incluirlos en el proceso de toma de decisiones, preguntarles cómo les gustaría pasar a ellos la Navidad. A continuación, hay algunas cosas que podemos hacer para ayudar a los niños en estos tiempos y otras cosas que es mejor evitar:

– Buscar nuevas tradiciones: con la ausencia de un ser querido, las fiestas de fin de año pueden ser distintas a las anteriores, por lo que es muy importante aceptar que no volverán a ser como antes, y se le puede preguntar a los niños si les gustaría crear una nueva tradición.

– Evitar forzar emociones: es importante hablar con los niños de cómo nos sentimos, explicarles que es un momento difícil y que se deben acompañar como familia frente al dolor. Evitar el falso positivismo, ya que puede generar ansiedad y confusión en los pequeños.

– No suspender las fiestas de fin de año: en estos tiempos difíciles es importante mostrarles a los niños que, a pesar de estar viviendo momentos dolorosos, se puede celebrar en familia y recordar al ser querido.

– Evitar verbalizaciones negativas: tales como “la Navidad perdió el sentido” o “no hay nada que celebrar”, ya que pueden hacer que los niños se sientan culpables por sentirse ilusionados con la Navidad.

– No evitar hablar de la persona fallecida: la Navidad puede ser una ocasión especial para recordar al ser querido que falleció, por lo que es importante incorporar la pérdida y no evitar hablar de ella. Se puede generar un momento en la celebración para recordar al ser querido y contar historias de navidades pasadas.

Por María Paz Undurraga, psicóloga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *