Contigo en el Recuerdo

Vivir un duelo resulta doloroso, especialmente en fechas conmemorativas. Por eso, para sobrellevarlo es clave expresar emociones y recibir apoyo.

Las madres que sufren una pérdida

La pérdida de un ser querido es un momento muy complejo dentro de las familias, y también para las madres, ya que es un instante donde las emociones se entremezclan.

De manera particular cada miembro sufre y vive su propio camino. En ese sentido, es relevante considerar las distintas visiones dentro de la familia, como lo que ocurre con las madres que enfrentan una pérdida.

Sobrellevar el fallecimiento de un ser querido

Según Fernanda Reyes, psicóloga colaboradora de Contigo en el Recuerdo, el fallecimiento de un miembro de la familia es siempre doloroso. En el caso de la pérdida de la pareja, para una madre enfrentar el duelo trae emociones como la pena y la angustia, pero también conlleva otros aspectos como el hacerse cargo del hogar.

“Además de lidiar con los sentimientos de pérdida, debe hacerse cargo de los cuidados de sus hijos, sobre todo cuando son más pequeños”, comenta la experta.

Artículo relacionado: Duelos instrumentales e intuitivos

Pese a que, como decíamos, todas las personas enfrentan sus duelos de manera única y personal, es común “la sensación de agobio y soledad frente a las tareas de crianza y del hogar”.

Enfrentar el fallecimiento de la pareja es complejo, pero otra arista relevante es la pérdida de un hijo o hija, una situación que para Fernanda Reyes resulta “muy disruptiva”.

“Esta pérdida rompe con nuestra creencia del ciclo normativo de la vida, que dice que los padres fallecen antes que los hijos”, apunta.

Puedes leer: La importancia de acompañar a las madres ante la pérdida de un hijo

Perder a nuestra descendencia suele acompañarse de emociones como la rabia, culpa e injusticia, y afrontar estos sentimientos no es fácil.

En ambos casos, complementa la experta, la clave está en la expresión de ese dolor y en las redes de apoyo que la madre pueda tener. “Quienes se encuentran en el círculo cercano de esa madre pueden mostrarle que están disponibles para ella. Lo más relevante es estar ahí, brindando apoyo emocional cuando deseen hablar o expresarse, y también ofreciendo ayuda en temas prácticos”, detalla.

Las fechas conmemorativas

Pasado el suceso, solemos tener en mente las fechas conmemorativas vinculadas a la pérdida, tales como el aniversario de matrimonio, cumpleaños o fecha de fallecimiento.

Para Fernanda Reyes estas fechas “pueden ser muy difíciles” y el modo de afrontarlas dependerá de cada madre.

“Algunas se sienten mejor asistiendo al cementerio u otros lugares que le recuerden a su ser querido. Mientras otras prefieren quedarse en casa y tomarse el día como un espacio para reflexionar y recordar en calma”, apunta.

Ver video: Conmemorar fechas significativas tras el fallecimiento de la pareja

Ahora bien, también puede ocurrir que algunas madres prefieran no detenerse mucho y continuar con su vida, tomándose algunos minutos para conectar con el duelo.

¿Qué forma de afrontar es mejor? Para Fernanda Reyes no hay una forma “buena” o “mala” de afrontar las fechas conmemorativas. Lo importante es mirar las propias necesidades y no sentirse obligados a hacer algo solo porque otros lo hacen.

Por ende, la recomendación es vivir la fecha conmemorativa como mejor se sienta la persona. Lo anterior, considerando siempre que el recuerdo del ser querido nunca se irá y que pese al tiempo seguirá aquí con nosotros.

¡COMPÁRTENOS!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email