Contigo en el Recuerdo

Ya sea a nivel físico o mental, las consecuencias pueden ser variadas. Poder disfrutar el presente a través de distintas técnicas es clave para estar bien.

Las consecuencias de vivir un duelo complicado

Vivir un duelo es un camino que no está exento de complicaciones, las cuales podemos enfrentar en distintos momentos del proceso. Sin embargo, muchas veces puede ocurrir que estas dificultades se mantengan en el tiempo y/o sean más intensas.

Lo anterior se refiere a un duelo complicado, el que tiene consecuencias, pero también puede ser revertido. Pero ¿a qué nos referimos con esto?

Según la psicóloga líder de Contigo en el Recuerdo, Magdalena López, un duelo complicado ocurre cuando “una persona tiene una reacción sintomatológica exagerada en la forma y/o excesiva en el tiempo, que no le permite retomar su funcionamiento diario habitual”.

Dicha reacción, complementa la experta, no puede ser explicada a partir de las “normas culturales o religiosas”. Simplemente ocurre.

Artículo relacionado: Cómo darnos cuenta de que nuestro ser querido está afrontando de manera inadecuada el duelo

De hecho, muchas veces pasa que la persona en duelo no puede volver a trabajar o retomar su vida social, generándole esto un malestar significativo.

Consecuencias y tratamiento al duelo complicado

Magdalena López apunta que, según estudios, el seguir añorando a la persona fallecida de manera incapacitante, transcurridos seis meses desde su partida, puede ser indicio de un duelo prolongado en el 7% a 10% de los casos.

Dada su extensión y/o intensidad, este proceso complejo tiene diversas consecuencias que pueden ser medibles.

Por ejemplo, los principales síntomas asociados van desde el anhelo intenso por la persona fallecida y dificultad para aceptar la muerte, hasta sentimientos de vacío que complejizan retomar aspectos de la vida.

Puedes leer: Cómo ayudar a una persona que está viviendo un duelo

A mediano y largo plazo esto también puede acarrear ciertos problemas físicos y mentales, tales como problemas cardiovasculares, aumento de conductas de riesgo y diagnósticos psiquiátricos.

¿Se puede revertir un duelo complicado?

Para Magdalena Lópezla respuesta es que sí.

La profesional de Contigo en el Recuerdo detalla que “lo primero es identificar cuando un duelo no está siguiendo el curso normal esperable”, para poder buscar un tratamiento que asegure una mejora.

Uno de los aspectos es la falta de seguridad, la cual está asociada a la percepción de falta de control frente a la muerte. Esto, dice Magdalena López, produce una sensación interna de que “en cualquier momento puede ocurrir algo traumático y fuera de control”.

Por eso, la recomendación que entrega la profesional apunta a reducir este estrés que se produce, a través de distintas herramientas y actividades.

“Una de las fuentes de seguridad para quienes viven un duelo prolongado es poder experimentar anclajes en el aquí y ahora. Esto facilita el poder estar en el momento presente”, explica la experta.

Recomendamos: ¿Cómo conecto con el presente durante el duelo?

Estas técnicas, agrega Magdalena, tienen efectos positivos en la salud. Reducir los síntomas de ansiedad, dar un control preventivo a ataques de pánico, reducir el estrés y otorgar una sensación de paz, son algunos de ellos.

El objetivo es experimentar con actividades que logren entregar calma y una conexión más plena con lo que nos está pasando en el momento. Caminar, meditar, practicar yoga o mindfulness, o desarrollar terapias artísticas como música, arte y escritura narrativa, son de gran ayuda.

Asimismo, además de estas recomendaciones Magdalena complementa con que también es necesaria la terapia especializada para superar este duelo complejo.

¡COMPÁRTENOS!

Share on facebook
Share on twitter
Share on email